El club ‘millonario’ está de fiesta, celebra 86 años



Una iniciativa de un grupo bullicioso de jóvenes a los pies del monumento a Cristóbal Colón en el Prado paceño dio vida al club Always Ready un 13 de abril de 1933. Con 86 años el equipo conocido como el club “millonario”, debido a la similitud de colores con el popular River Plate de Argentina, festeja un nuevo aniversario.

El nombre que los fundadores eligieron proviene de halo Shakesperiano y acorde a los denominativos de otras instituciones de la época desciende de vocablos en inglés. Los colores que identifican al club: rojo, blanco y negro son para muchos una reminiscencia de los rubores de la libertad que había impuesto en el siglo XVIII la Revolución Francesa.

Es uno de los equipos más tradicionales del balompié paceño y fundador de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano en 1977. Always se instituyó como una entidad más allá del fútbol, ya que la apuesta de sus nóveles directivos emergió en otras disciplinas como basquetbol, volibol, tenis, esgrima, box y bowling y fue catalogada en los años 50 como una de las instituciones más completas del país.

En las máximas instancias del profesionalismo el equipo de la “banda roja” se consagró campeón nacional en 1951 y 1957, además logró coronarse en 1968. En la Asociación del Fútbol Paceño ganó los campeonatos de Primera A en 1993 y 2018 y se adjudicó la Copa Simón Bolívar (ascenso a primera división) también en 2018, según un artículo del expresidente Carlos Mesa en el blog Historia del fútbol boliviano.

En el terreno internacional participó en la Copa Libertadores de América en 1968; en su calidad de subcampeón boliviano acompañó a Wilstermann y en esa ocasión enfrentó en la fase de grupos a los peruanos Universitario de Deportes y Sporting Cristal.

Inédita gira por el viejo continente

Uno de sus principales méritos fue haber realizado una expedición por Europa en 1961, visitando Alemania, Dinamarca, Bulgaria, Grecia, Bélgica, Francia, Rumania, Escocia, Inglaterra y España; entre los equipos más resonantes contra los que jugó estaban el Panathinaikos y el Olimpiakos de Grecia, el Anderletch y el Lieja de Bélgica, el Dynamo de Rumania, el Southampton, el Plymouth y el Exeter de Inglaterra, el Aberdeen de Escocia y el Sevilla de España, disputando en total 27 cotejos.

Descenso y ascenso

Durante su vida institucional, como en toda actividad, tuvo alegrías y contrastes. Descendió en 1954 y volvió en 1956. Cayó también en 1970 y tras esa negra experiencia fue parte de la Liga Profesional a partir de 1977. En 1981 descendió al balompié de asociación, retornando en 1987. Su última caída fue en 1991 y estuvo lejos del profesionalismo por 27 años, pero regresó con toda su fuerza en 2019 tras ganar la Copa Simón Bolívar.

Se mudó a El Alto

El operativo que lo regresó a la máxima categoría, a impulso de su dirigencia a la cabeza de Fernando Costa y su hijo Andrés, se centró en recuperar el apoyo de la afición. Para ello se mudó a la urbe alteña que lo acogió en el moderno estadio Municipal de Villa Ingenio donde se hizo fuerte y logró el ansiado ascenso. Hoy es dueño de casa en la ciudad más joven de Bolivia con masivas asistencias de público y con la meta de volver a jugar internacionalmente.


Comentarios