Costa ‘revive’ a Always y apunta lejos



El Club Always Ready (CAR) “resucitó” en el fútbol profesional; lo hizo luego de 27 años y espera volar mucho más alto, todos esos logros y sueños tienen un responsable, Fernando Costa, su actual presidente, quien despertó a un histórico del fútbol paceño y boliviano.

El club comenzó a levantarse en estos años al mando de la familia Costa. Atrás quedó el equipo que se debatía entre la desaparición en la Asociación de Fútbol de La Paz —tal como ocurrió con Municipal, Mariscal Braun y Mariscal Santa Cruz, entre algunos— y el descenso, como pasó con Chaco Petrolero, 31 de Octubre y Universitario, entre otros históricos.

Costa tomó en serio el objetivo de que su querido Always vuelva al primer plano del fútbol boliviano y lo consiguió. El CAR, fundador de la Liga en 1977 y animador de los primeros campeonatos, está otra vez en el seno de la División Profesional.

Ángel Fernando Costa Sarmiento —hincha incondicional y de cepa desde que tiene uso de razón— asumió la conducción de la entidad de sus amores hace tres años, y desde entonces, con trabajo, inversión y persistencia, “resucitó” al club identificado con el barrio de Miraflores.

Consumado el ascenso, los objetivos en 2019 también son ambiciosos. Primero intentará ser protagonista del certamen y luego cosechar éxitos, en la mira está la clasificación a un torneo internacional de la Conmebol.

“Lo importante es que estamos aquí y no nos conformamos, porque buscaremos llegar más lejos. Tenemos que ser protagonistas y llegar, porqué no, a un torneo internacional; más ahora que se reparten muchos premios. Estoy seguro que el club volverá a los planos internacionales”, afirmó Costa.

El dirigente admitió que en estos años aprendió bastante de cómo dirigir a un club en el que una buena inversión no asegura resultados positivos, porque en el fútbol hay muchas variables que no siempre lo llevan al éxito. El mandamás del CAR sostuvo que más allá de aciertos y desaciertos, en Always siempre actuaron con honestidad, perseverancia y sacrificio, y que todo eso les permitió alcanzar una de sus metas.

“Sueño con un Always Ready sólido en todo, en lo institucional, en su infraestructura que es lo que yo más veo. Vamos a robustecerlo en todo aspecto, sobretodo en lo económico, en el que se tiene un plan financiero para encarar la temporada 2019. Estamos cambiando la imagen del club, creo que ya lo estamos logrando”, aseguró.

Dentro de esa planificación está el captar otras fuentes de ingreso, como las de los patrocinadores, socios y el aporte de la misma afición, mediante la venta de abonos y entradas a los partidos de este 2019.

“En estos años nos dimos cuenta que el haber estado mucho tiempo en la asociación hemos perdido a mucha hinchada. Ahora contamos con nuevos seguidores que provienen de nuestra querida afición de El Alto, que nos acogió muy bien y sin olvidarnos de muchos otros hinchas que tenemos en todo lado”, explicó el principal dirigente del CAR.

Costa precisó que su gestión no es una aventura más o algo al azar, sino que viene de la planificación, desde el mismo momento en que asumió.

El dirigente dijo que el club apunta a cumplir con las normativas de Conmebol relacionadas al cumplimiento de una infraestructura para su plantel profesional, para sus divisiones menores, un equipo femenino de fútbol y otros, para cuando le toque jugar a nivel internacional.

El presidente del CAR quiso destacar la colaboración que recibe de parte de su hijo mayor Andrés Costa, vicepresidente de la entidad, un joven profesional —también apasionado por el fútbol—, quien mayormente está dedicado a la parte futbolística del equipo, pues está más en contacto con el cuerpo técnico y el plantel de jugadores.

Hasta el momento, Always concretó el fichaje de 12 jugadores y puede haber algunas novedades más.

“Nosotros no pensamos hacernos fuertes con la altura o porque juguemos en Villa Ingenio, sino que vamos a tener un equipo competitivo, protagonista y que por méritos propios de conjunto va a pelear y conquistar los mejores resultados”, aseguró.

Si bien los objetivos están bien definidos, como es clasificar a un torneo internacional y pelear el título, en la cabeza de Costa revolotea otra idea que, si hay tiempo, puede intentar hacerla realidad: volver a reeditar una gira como la que hizo Always en agosto de 1961, cuando disputó una veintena de partidos en Europa con una docena de países, un evento sin igual y singular hasta ahora.

“Sin duda que en esa época una dirigencia capaz y visionaria pudo concretar esa única gira de un club boliviano a Europa. No me quiero imaginar la factura de ese viaje. Para nosotros es un sueño, estos tiempos de ahora son con agenda apretada ”, explicó.

Consideró que tampoco sería imposible, pero tendría que planificarse hasta los mínimos detalles, porque las obligaciones de los torneos locales e internacionales están en primer lugar.

Hincha desde que tiene uso de razón


Vivía a dos cuadras del estadio Hernando Siles hasta hace menos de cuatro años; vio cientos de partidos de Always Ready y, ahora que tiene solvencia empresarial, hizo realidad algo que parecía utópico, sacar campeón al equipo y ascenderlo al fútbol rentado.

Como vecino de Miraflores durante muchas décadas, ya vio a su equipo jugar en el viejo estadio Siles, cuando por ejemplo actuaba el gran Mario Dimeglio, uno de los símbolos históricos del equipo de la banda roja.

“Me tocó observar a una generación interesante de futbolistas destacados, en partidos hermosos, contra otros grandes de La Paz de esa época, que no solo eran de The Strongest y Bolívar, sino de otros clubes, como el mismo Always, lo fue durante años”, evocó.

De padre boliviano y madre argentina, Costa recuerda que desde colegio e incluso antes soñaba con que Always esté en Primera, como en la época de Dimeglio, y muchos otros como cuando ganaron dos títulos nacionales.

Cuenta que Always fue un grande de verdad entre los 50 y 60, aunque él no vio a esos equipos. Sí recuerda más claramente la etapa de jugadores como Rodolfo Cornejo, Rogelio Delfín, Francisco Sandóval y Max Rougcher, Óscar Sanz, Juan Américo Diaz y otros destacados, entre los 70 y 80.

“Con muchos de esos jugadores estuvimos en la Liga hasta los 90, cuando nos tocó descender, y desde entonces costó levantarlo, pero cumplimos un sueño”, aseguró.

Datos de Costa

Ángel Fernando Costa Sarmiento nació en Corrientes, Argentina, el 27 de agosto de 1960. De padre bolivia- no y madre argentina. Está casado con Verónica Guzmán; sus hijos son Andrés, Alejandra y Luciana.

Etapa de estudios

Cursó Primaria y Secundaria en el San Calixto; luego se graduó de ingeniero en la Universidad Nur e hizo un masterado en administración de empresas.

Su empresa

Es presidente de la Universidad Tecnológica Boliviana (UTB) y propietario de varios desarrollos inmobiliarios en el país.

Comentarios